viernes, 18 de abril de 2014

El chino: el idioma del "futuro"

Seguramente habréis escuchado esta frase hasta la saciedad. Esta idea está presente en el pensamiento de las sociedades occidentales y, reflejo de la misma, en prensa. No es difícil encontrar artículos, anuncios de academias o profesores particulares de chino que digan cosas como "prepárate para el idioma del futuro" pero, ¿acaso es así?

Ejemplo de un anuncio que da dicha imagen

Mi intención aquí no es dar mi opinión como tantas otras sobre el futuro de la presencia del mandarín en el contexto profesional internacional. Eso queda precisamente en eso, una opinión. Mi propósito es contaros mi experiencia como estudiante y profesor de chino en lo que respecta al idioma, quienes lo estudian y las posibles salidas profesionales.

Habiendo estudiado el idioma durante varios años en la mejor universidad sobre el tema en este país puedo afirmar que varias cosas. 

El idioma

Empecemos poniendo las cosas en claro ya que hay bastante mito y exageración respecto al mismo. Cuando hablamos de "idioma chino" nos referimos al mandarín (o chino putonghua, la lengua estándar) por lo que si tu interés es trabajar en un lugar Hong Kong quizá no te sirva de mucho. A menudo en Internet y en prensa se describe el idioma con criterios no justificados, sobre todo, en lo referente a la dificultad y tiempo de estudio. 

Precisamente uno de los puntos negros que suelen resaltar es el tema de la escritura. A menudo mencionan que "En la lengua china hay unos 56.000 caracteres o ideogramas" (muchos de ellos son ideogramas aislados y en desuso encontrados en algún pergamino enterrado o algo así) aunque lo que no dicen es que:
- Un hablante nativo de media domina unos seis mil.
- Para entender un periódico chino formal me atrevería a decir que hacen falta unos mil quinientos.
- Para tener una conversación muchísimos menos (quizá entre unos trescientos y seiscientos). 

También es necesario señalar la diferencia entre caracteres y palabras. En los exámenes oficiales de chino (al contrario que en los de japonés) no te piden que aprendas un número de ideogramas sino de palabras como en cualquier otro idioma. Esas palabras pueden estar formadas por uno, dos o tres caracteres, los cuales pueden repetirse en palabras diferentes por lo que un mismo caracter puede aparecer en palabras diferentes por lo que el aprendizaje no resulta tan duro como podría parecer en este sentido.

Quiero terminar este apartado sobre el idioma contando mi experiencia con el mismo: llevo ya dos años y medio aprendiendo (que no estudiando) este idioma y nunca he ido a un país de habla china. Algo que me ayudó bastante fue compartir piso con chinos pero antes de ello ya podía tener conversaciones largas. No tengo un nivel de nativo aunque admito que quisiera sacarme en breve el C1 (nivel avanzado). La gente a veces cree que soy superdotado o que estudio mucho pero nada más lejos de la realidad. Al contrario de muchos de mis compañeros de estudio, yo hice más hincapié en la lengua oral y me pasaba más tiempo yendo a ver una película con algún amigo chino que empollando el libro de texto. Creo que fue a partir de mis seis primeros meses con el idioma cuando perdí el miedo y empecé a tener conversaciones fluidas. Con ello os quiero decir que hay gente que presta más atención a la escritura y otros a la lengua oral pero sea como sea no es para nada imposible conseguir un buen nivel de chino en poco tiempo.


Imagen típica que te viene en Google Images al buscar cosas como "aprende chino"


¿Quién aprende chino?

A muchos les sorprende que España sea el país europeo donde más gente estudia chino. Aquí podríamos establecer dos tipos de clasificaciones: por profesión/edad y por tipo de voluntad.

En la primera podríamos establecer subdivisiones como:

- Niños y adolescentes: un conjunto que cada vez va en aumento.

- Universitarios y otros jóvenes: es el grupo mayoritario de estudiantes del idioma.

- Adultos de mediana edad: la mayoría son trabajadores con estudios.

- Personas de edad avanzada: sí, hay que tener en cuenta a los mayores que también se deciden por el chino. Como anécdota os contaré que llegué a conocer a una mujer que rondaría los sesenta años y que se sacó el B1. Curioso le pregunté que porqué le había dado por el chino y su respuesta me sorprendió "Bueno, primero probé con el inglés pero como no se me daba bien pues decidí probar con el chino y acerté. Es curioso ya que mucha gente piensa que al ni siquiera poder con el inglés, ¿cómo van a poder con el chino? he descubierto que los idiomas son diferentes y que uno que hayas estudiado en tu vida no se te de bien no significa que el resto también se te vaya a dar mal".

Por tipo de voluntad:

- Sin voluntad: es el caso en el que se encuentra sobre todo aquellos niños (biológicos o adoptados de China) a cuyos padres les hace una enorme ilusión que sus hijos se pongan cuanto antes con este idioma por lo que los apuntan a clases particulares donde, para qué engañarnos, en la mayoría de casos no aprenden mucho más que vocabulario.

- Voluntad por interés profesional: es a los que principalmente va dirigido este artículo. De este tipo he conocido gran cantidad de personas (de hecho, la mayoría de mis alumnos entran en la misma) y suele haber gran cantidad de ingenieros y empresarios interesados en irse a China o trabajar con empresas chinas o de gente en general que piensa que por tener unos conocimientos mínimos de chino van a tener la vida solucionada.

- Voluntad por interés principal en el idioma/cultura/país: para mi este es el mejor grupo, no solo porque sea el más sincero y adecuado para aprender el idioma ya que les interesa sino que es precisamente este tipo de personas los que de verdad sacan provecho del mismo y acaban dedicándose a algo que sí requiere un uso del idioma chino.




Las posibles salidas profesionales

Aquí tocamos el tema que puede herir bastante la sensibilidad de algunos individuos. No les culpo, a muchos nos han vendido una imagen del idioma que, obviamente, no es cierta. Muchas veces también se dice "Son muchas las empresas que ya requieren conocimientos de este idioma", déjeme decirles que las veces que he encontrado un puesto de trabajo en general donde pueda encontrar este tipo de requisitos se podrían contar con los dedos de la mano y creo que hasta me sobrarían. ¿Qué tipo de empresas y dónde?

Las buenas salidas profesionales (con buenas me refiero a aquellas con un salario alto) no te caerán del cielo por saber chino. De hecho, fuera del posible trabajo de recepcionista de hotel con un curioso "nivel A1 de chino" en el currículum porque quedaba bonito, la verdad es que en esos trabajos de ensueño que derivan de saber este "idioma del futuro" se requiere un nivel, al menos, intermedio.

Establezcamos una división de los posibles oficios dependiendo de si estamos en España o un país de habla china (porque sí señores, el chino no es idioma oficial de China sino también de otros como Taiwán y uno de los oficiales de Singapur).

En España (trabajos ordenados de menor a mayor conocimiento del idioma). También hay que tener en cuenta la región donde se trabaje. Si estás en Madrid o Barcelona posiblemente tengas más posibilidades de encontrar este tipo de trabajos que exijan el idioma pero por otra parte tendrás más competencia.

- Recepcionista de hotel, trabajador en un "restaurante chino" (ver artículo al respecto), etc.

- En empresas, turismo, etc.

- Docencia de lengua china, traductores e intérpretes (la mayoría del mercado de este tipo aún está dominado por hablantes nativos aunque el fenómeno contrario se está acrecentado rápidamente).


Vista del distrito de Pudong, ciudad de Shanghai 
(la ciudad de China con mayor número de población extranjera)

En China o Taiwán

Como decía uno de mis profesores de traducción de chino "No conozco a nadie que se haya ido a China a buscar trabajo y no lo haya encontrado". Esto es verdad y admitamos que en un país del tamaño de Europa donde los extranjeros gozan por el momento de privilegios encontrar trabajo no es que sea muy complicado (recomiendo ver este reportaje del canal Cuatro sobre españoles que trabajan en China).

- Trabajos especiales (hay trabajos donde una empresa te paga por pasearte por la misma como si fuera un empleado más para que esta parezca más internacional, ni siquiera se pide que hables chino).

- Profesores de inglés, español u otros idiomas.

- Industria: trabajos especializados (para ingenieros, arquitectos, etc.).

- Medios de comunicación (TV, radio, Internet... posiblemente como periodista internacional y/o traductor de noticias).

- Traductor, revisor o intérprete.

- Empresas y organismos gubernamentales internacionales.

Conclusión

El proceso de aprender chino o cualquier otro idioma debería ser una elección propia y sincera acompañada de información de primera mano. Yo les animo a aprender esta lengua que en mi opinión considero maravillosa y que a nadie que la haya aprendido le deja, al menos, indiferente.

4 comentarios:

  1. Tienes mucha razón, hoy en día muchas empresas se aprovechan de que el chino está de moda y de que todo el mundo quiere estudiar el "idioma del futuro" para darle más bombo al asunto y convencer a la gente de que saber este idioma les resolverá la vida. Pero la verdad es que es un idioma que requiere muchísima dedicación y a no ser que uno esté dispuesto a esforzarse y a dedicarle bastante tiempo (y a disfrutarlo) creo que es inútil estudiarlo.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Buenas, Rubén.
    Antes de nada, me gustaría felicitarte por tu blog, que cada vez tiene más lectores y visitas, y eso no lo consigue todo el mundo.

    Pero ahora, con respecto a este artículo, desearía darte mi opinión: es una mezcla de verdades, opinión, hipocresía y prepotencia.
    La impresión que da es que criticas a las personas que estudian el chino como posible salida profesional; el chino no será el idioma del futuro profesionalmente hablando, pero bien que te aprovechas de eso.
    Sinceramente, eso de "la gente a veces cree que soy superdotado..." creo que ralla en la prepotencia, al igual que varias afirmaciones más que haces en este artículo. No todo el mundo tiene la misma capacidad de aprendizaje y no por ello debes echarte flores, la verdad. Probablemente si te pusieran a estudiar ingeniería serías incapaz de sacarla tan rápido como el chino (o quizás sí, quién sabe).
    Asimismo, te aconsejo que le prestes un poco más de atención a tu lengua materna o a la revisión de los artículos que publicas. Antes de un idioma extranjero está el tuyo propio.
    Dejo este comentario como una crítica que espero que sea constructiva y que como tú bien dices, no hiera la sensibilidad de nadie.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos, anónimo. Gracias por tu comentario y la educación reflejada en el mismo. Solo tengo dos cosas que discutir o aclarar.

      Primero: sí, critico a ese tipo de personas (sobre todo a las que estudian el idioma y después de largo tiempo aún no han cambiado de parecer) y sí, me "aprovecho" de ello ya que doy clases del idioma pero nunca hago publicidad de mis clases con eso de "aprende el idioma del futuro" porque estaría contradiciéndome y caería en la hipocresía que acabo de criticar. De hecho, antes o al comienzo de mis clases suelo dar una charla a mis alumnos sobre lo hablado en el artículo. No sé a qué te refieres con lo de "bien que te aprovechas", dime tú cómo me aprovecho porque yo no estoy engañando a nadie. Lo único de lo que me "aprovecho" es de que, debido a estas mentiras en sus cabezas, venga gente a mis clases, unas mentiras que después intento eliminar como docente.

      Segundo: perdona si parecí prepotente pero no era mi intención sonar como si me colocara una medalla. Más bien quería poner mi caso personal para que la gente que se creen que ellos no valen para los idiomas se anime un poco. Me parece inapropiado usar el "no todo el mundo tiene la misma capacidad de aprendizaje", lo cual creo que es cierto pero que no es ninguna excusa ya que cualquiera puede desarrollar habilidades y lograr cosas así. Yo, por ejemplo, cuando era niño se me daban fatal los idiomas y, por razones de la vida, mi situación cambió así que no creo que haya que hundir más el dedo en la llaga apelando a la capacidad de las personas. No soy así de darwinista.

      En efecto, ha sido una crítica constructiva y te animo a hacer más.

      Un cordial saludo.

      Eliminar

Cualquier comentario insultante será borrado instantáneamente y sin previo aviso. En mis artículos de opinión y creencias no se aceptarán (aunque se pueden hacer excepciones) comentarios contrarios. Esto no es un ring de boxeo.